Busqueda

miércoles, 4 de agosto de 2010

El ábaco


El ábaco es el instrumento de cálculo más sencillo y antiguo que ha usado la humanidad para facilitarse la realización de operaciones aritméticas sencillas como sumas, restas y multiplicaciones.

Se calcula que existe desde hace aproximadamente 5,000 años, aunque, no es posible determinar con precisión ni su antigüedad ni su origen pues, existen vestigios arqueológicos que demuestran que desde tiempos muy antiguos, diferentes culturas ya usaban dispositivos que eran su propia versión del ábaco.

Probablemente su inicio fue como una superficie plana en el suelo en la que el hombre primitivo dibujaba surcos en la arena sobre los que deslizaba piedras. Con el paso del tiempo y gracias a los avances en la técnica, en cada civilización fueron evolucionando los diseños pero conservando su finalidad principal. En su forma moderna, el ábaco consiste en un marco al que están fijados un conjunto de alambres o rodillos de madera sobre los que se deslizan cuentas que sirven para representar las unidades, decenas, centenas, millares, decenas de millar, etc.
Fig. I. 1. El ábaco chino o Suan Pan.
Fig. I. 2. El ábaco ruso o Schoty.

Se han encontrado evidencias físicas de que en la antigüedad, el ábaco fue usado por sumerios, egipcios, babilonios griegos y romanos.

Durante la edad media fue ampliamente usado por los mercaderes del mundo árabe y toda Europa, pero, en esta última, su uso fue decreciendo paulatinamente hasta casi desaparecer después de que a principios del siglo XIII se difundieron en este continente los métodos de cálculo con números indo-arábicos.

En otras partes del mundo como el medio oriente, Rusia, China y Japón, se siguió empleando con regularidad.

El poder de cálculo del ábaco (usado con destreza) es muy grande, un hecho que así lo demuestra, ocurrió en Japón en noviembre de 1945. Resulta que el periódico del ejército de los Estados Unidos intentando demostrar la supuesta superioridad de los moderno métodos de cálculo occidentales con respecto a los tradicionales japoneses, organizó un enfrentamiento entre el campeón de Soroban (ábaco japonés) y un soldado del ejército de ocupación experto en el uso de la calculadora electromecánica, de un total de 5 pruebas, el japonés salió vencedor en 4, considerándose este evento una revancha intelectual de los vencidos.
Fig. I. 3. El ábaco japonés o Soroban.

Aunque se ha reducido su uso, aún sigue encontrando aplicación, ejemplos de ello son los siguientes: se le usa en las salas de billar para contar los tantos durante las partidas y, también en las escuelas de nivel básico, para que los niños aprendan las operaciones aritméticas elementales.
Fig. I. 4. Ábaco de billar

No hay comentarios:

Publicar un comentario